• Las reformas laborales de PSOE y PP han precarizado todavía más el
sector y debilitado la negociación colectiva
• Muchos salmantinos y salmantinas trabajan en el sector en condiciones
precarias
• Podemos aboga por la recuperación de derechos con un nuevo Estatuto
de los Trabajadores

La ruptura de las negociaciones entre sindicatos y empresas sobre el
convenio colectivo y la huelga convocada por los primeros afecta a un sector
importante de trabajadores en Salamanca. Qualytel, la empresa más importante del
sector en nuestra ciudad, tiene una plantilla de más de 1700 trabajadores, a los que
habría que sumar otros 300 repartidos en otras empresas de la ciudad. Podemos, a
través de su portavoz, denunció “la precariedad de este sector y de sus trabajadores,
contratados a través de ETT y sometidos a renovaciones cada 15 días, sin derecho a
vacaciones, formación no remunerada, horas extras no pagadas o cambio de
horarios”. Las condiciones de muchos de estos trabajadores incluyen el despido
obligatorio a los 24 meses para no ser contratado por Qualytel y seguir en la ETT
despues del despido de 6 meses. Son los propios sindicatos de empresas como
Qualytel, según Podemos, los que han denunciado el clima de estrés generalizado
que vive la plantilla por llegar a los objetivos de venta marcados bajo la amenaza
continua de despido.

Las reformas laborales de PSOE y PP han supuesto un empeoramiento de las
condiciones laborales y la disminución de ingresos para la Seguridad Social. “Desde
Podemos”, señala el portavoz, “abogamos por derogar dichas reformas reforzando la
negociación colectiva con un nuevo Estatuto de los Trabajadores que acabe con la
precariedad, así como también por un aumento del salario mínimo que garantice
unas condiciones materiales mínimas tal como exige la Carta Social Europea y que
nuestro país incumple”.

Read More